Contactos - FUNDACION CULTURAL

GALERIA

A Montes le impresionaban la vastedad y el silencio del Altiplano, donde la naturaleza es más grande que el hombre. Muchas de sus figuras alejan la mirada hacia el horizonte. Nos relacionan con la distancia e inspiran la contemplación. El tríptico le permitía pintar un horizonte enorme ampliado por los bordes de los tres paneles. No usaba marcos a fin de dar la máxima sensación de espacio.

Su tema, la relación del ser humano con la Madre Tierra, es universal pero Montes la veía más viva entre los indígenas que ven el mundo animado con el espíritu de la Pachamama y sienten que pertenecen a la tierra. Los monumentos precolombinos están en armonía con la naturaleza en vez de ser impuestos sobre el paisaje. Al pintarlos Montes mostró esta relación a través de las obras del hombre. La veía como una lección ecologista para el mundo.

Sus puertas son entradas a un mundo sagrado. Uno atraviesa la masa oscura de piedra monumental para alcanzar el espacio, el aire y la luz que están más allá. En ‘Gradas al Templo’ la puerta conduce a la luz pura.

IMÁGENES RELACIONADAS

Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia